Modelos mentales

Al leer el post de un buen amigo donde hablaba sobre la obsolescencia del software, me ha inspirado ya que mientras iba leyéndolo me venía a la cabeza el paralelismo que existe con los modelos mentales que tenemos las personas. Y es que como se cita en el libro de la “Quinta disciplina” de Peter Senge,

Un modelo mental son supuestos profundamente arraigados, generalizaciones e imágenes que influyen sobre nuestra manera de comprender el mundo y actuar. Por ejemplo, si un compañero del trabajo viste muy elegante, diremos “este es un pijo”, en cambio si va mal vestido pensaremos “no le importa lo que piensan los demás”. Los modelos mentales son activos, porque modelan nuestros actos. Los modelos mentales son poderosos porque afectan a cómo interpretamos la realidad.

Podemos resumir que el modelo mental es el equivalente al sistema operativo que tiene cada persona. Por lo tanto, dos personas que observen la misma escena tendrán interpretaciones diferentes si sus modelos mentales son diferentes: por ejemplo si eres seguidor del Barça o del Madrid, sentirás emoción por tu equipo y rechazo por el otro; o si eres negro o blanco en una comunidad como la americana, o catalán y español en nuestra sociedad, los ejemplos pueden ser múltiples y comprenden múltiples niveles que van desde el yo y cómo me relaciono conmigo mismo, hasta el yo y cómo me relaciono con el mundo. Para los que sois amantes del mundo Open Source, os suena el paralelismo que existe entre el mundo windows y linux?

Muy a menudo no tenemos conciencia de nuestros modelos mentales y de los efectos que generan en nuestra conducta y esto limita el grado de libertad con que interactuamos con el mundo. Lo que nos diferencia de las máquinas y del software es que a través de la toma de conciencia, podemos remodelar nuestra interpretación de la realidad y por tanto adaptarse a los cambios de forma más ágil y sin sufrir. El ser autoactualitzado.

Como el software que me contaba el compañero, los modelos mentales también dejan de estar vigentes con el tiempo.

Causas

Posibles causas de la degradación de los modelos mentales podrían ser:

Cambios en el entorno

Cuando hay cambios, no en el modo de pensar de la persona sino en el entorno donde esta interactúa. Los que hayáis visto “Entrevista con el vampiro”, lo veréis muy claro en este ejemplo. Donde el mundo avanzaba y se veía claramente que viviendo en el siglo XX, el modelo mental del vampiro continuaba anclado en el 1700, incluso, aunque iba vestido igual a hacía 300 años, es como si su personalidad hubiera quedado cristalizada.

Código raramente actualizado -> Modelos mentales desactualizados

Si reflexionas hacia dentro, puedes llegar a descubrir que tienes pensamientos activos de cuando tenías 10 años, miedos que en una persona adulta han perdido sentido. Estos pensamientos que quedan en nuestro subconsciente nos pueden hacer actuar de formas incongruentes en nuestra interacción en el mundo adulto. Por ejemplo, come todo lo que puedas para sobrevivir, nos llevará hacia una obesidad. Pero si paramos a reflexionar sobre esta conducta, vemos que no tiene sentido acumular grasas en una sociedad como la nuestra (sí tenía sentido hace 70 años en la posguerra) o si mantengo la suposición de que si digo lo que pienso, no seré aceptado por el grupo me condicionará mucho en mis relaciones al desarrollar una actitud pasiva-agresiva, es decir criticaré por detrás lo que no me atrevo a decir por delante.

Aspectos de seguridad

Los modelos mentales más primitivos son más fácilmente hackeables. Sí, porque las personas también nos podemos hackear y cuando se hace de forma maliciosa (crackers) se llama manipulación. Os pongo un ejemplo de modelo mental hackeable,

Ejemplo “Framing efect”, como cita Leight Thompson de la escuela de negocios Northwood (Chicago),

¿Qué prefieres, € 5,000 seguros o intentar ganar € 10.000 tirando una moneda a cara o cruz (50-50) con el riesgo de quedarte sin nada?

La mayoría de la gente prefiere coger los € 5.000 seguros. Este hecho pone de manifiesto un modelo mental basado en la aversión al riesgo (preferimos un opción segura a tomar un riesgo).

Hacemos el ejemplo contrario,

¿Qué prefieres, pagar 5.000 € seguros o jugarte a cara o cruz pagar € 10.000 vs saldar la deuda?

La mayoría de la gente elige jugarse a cara o cruz. Esto pone de manifiesto el modelo mental de buscar el riesgo cuando la opción es negativa.

Según el premio novel Danny Kahneman, la mayoría de los responsables en la toma de decisiones tienen aversión al riesgo cuando hay cosas buenas en juego y buscan el riesgo cuando tratan de evitar cosas negativas. Con este modelo mental operativo, podemos ser manipulados,

Imagine que queremos introducir una iniciativa de cambio en el equipo, tendremos más posibilidades de obtener un sí, si hay la oportunidad de evitar una pérdida segura, aunque el resultado final pudiera resultar mucho peor.

Como puedes ver por este ejemplo, es una buena inversión invertir en descubrir cuáles son tus modelos mentales y si estos ya han quedado desfasados.

¿Qué puedo hacer yo?

Si vivo sujeto a un modelo mental, me arriesgo a vivir con un menor grado de libertad. Porque, cómo sé realmente que lo que hago es porque lo estoy decidiendo por mí mismo y no por pensamientos limitantes? Por ejemplo y como he comentado antes, a veces daría mi opinión en público, pero no me atrevo. Si es así, este es un indicador de modelo mental limitante que está operando sobre mi persona.

Por lo tanto, primero toca ser consciente de quién soy yo a partir del autoindagación consciente? Y yo no soy mi conducta, ni la estructura de pensamientos que la componen: Soy algo más. En mi caso a partir de esta premisa, he podido empezar a desidentificarme de los modelos mentales que rigen mi pensamiento y verlos como un mecanismo más que me permite interactuar en este mundo. Hacer este trabajo lo he encontrado muy difícil (la paja en el ojo es más fácil que te la vea otro, no tú) y por eso en mi caso, buscar ayuda ha acelerado mi proceso hacia la libertad.

Hasta hace pocos años, las personas sólo se exponían a la revisión de sus modelos mentales cuando entraban en crisis psicológicas. Por ello el psicólogo no era un lugar muy bien visto, porque rebelaba ya un estado de degradación de la persona que no le permitía operar en su vida habitual. Afortunadamente, desde hace unos años ha aparecido la figura del Coach, que es un especialista en actualizar modelos mentales que nos limitan.

Otra opción a explorar, es crear grupos de trabajo donde podamos dialogar entre nosotros, sobre nuestras conductas y qué pensamientos hay detrás de ellas. Los grupos de trabajo, permiten ayudarnos a crecer y ha crear vínculos de confianza muy poderosos.

Ser consciente de cual es mi model mental me ha abierto el camino para descubrir que los equipos de personas también tienen un modelo mental compartido, y que los equipos también disponen de una identidad y por lo tanto una manera de hacer y actuar … pero esto lo explicaré en otro entrada en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *