Archivo de la categoría: Sin categoría

Poesía y la verdad

La verdad oscura está
al no saber a donde vas.

Inspirado por el misterio,
amigo es hora de hacer un duelo.

Luchar contra la duda,
aunque te parezca una basura;
no es el mejor camino,
para hacerte como un buen vino.

La verdad oscura está,
si solo miras con ternura,
la entretenida mirada
de una verdad castigada.

El silencio es un buen compañero
si estás dispuesto a saborearlo.
El guerrero que se alza como un caballero.
El que grita al cielo,
el que grita al infierno.

Todo es uno y uno es todo,
porque no hay arriba ni abajo.
Solo es un escupitajo.

Descubrir Periscope

Hoy he descubierto Periscope. Ya hace un tiempo que escuché de él y me pareció una idea genial, pero hasta hoy no he tenido la experiencia de navegar en el streaming y ver que es lo que se cuece.

Me parece una herramienta brutal, que puede transformar la sociedad y el cómo nos comunicamos. Pone a nuestro alcance la comunicación en tiempo real pero en multicasting, es decir para miles de espectadores de forma increíblemente sencilla y accesible.

Podemos hacer algo grande con esta oportunidad que nos ofrece Periscope: compartir momentos inspiradores, momentos únicos, vivencias especiales y con ello crear una experiencia compartida con miles de personas.

Ya no necesitamos la televisión, ni la moda producida por los grandes almacenes, ni los periódicos, ni nada que esté controlado por un solo gran ojo que quiere uniformizarnos. Hacernos a todos iguales y controlables. Cada uno de nosotros es especial y podemos empezar a compartirlo. Cada uno de nosotros vive en un lugar que también es especial y que tiene lugares que para nosotros son tan diferentes.

Ahora, hoy, puedes empezar a compartir eso que te gusta, como ese último disco, libro, o lo que sea que te acabas de comprar o ese sitio especial donde pasas buenos momentos, o ese plato que tan bien sabes cocinar y que quieres compartir, o esa reivindicación que tanto tiempo llevas callando, o declarar tu amor… si!! tu amor por aquella persona que amas, por aquella persona que tanto te ha dado, por tus hijos, tus amigos, por la vida!!

No más edición de video edulcorada made in Youtube sino video en vivo, con sus gazapos, sus errores en directo, su espontaneidad, la interacción en tiempo real con el telespectador y no por las ganas de triunfar y ser reconocido (que para eso ya tienes a tu familia y tus amigos), sino para compartir y crecer juntos, soñar juntos, viajar, cantar, leer, acción!!!

Atrévete! Comparte! Y si te equivocas, don’t worry, eso es Periscope: un escaparate de gente única y real.

Modelos mentales

Al leer el post de un buen amigo donde hablaba sobre la obsolescencia del software, me ha inspirado ya que mientras iba leyéndolo me venía a la cabeza el paralelismo que existe con los modelos mentales que tenemos las personas. Y es que como se cita en el libro de la “Quinta disciplina” de Peter Senge,

Un modelo mental son supuestos profundamente arraigados, generalizaciones e imágenes que influyen sobre nuestra manera de comprender el mundo y actuar. Por ejemplo, si un compañero del trabajo viste muy elegante, diremos “este es un pijo”, en cambio si va mal vestido pensaremos “no le importa lo que piensan los demás”. Los modelos mentales son activos, porque modelan nuestros actos. Los modelos mentales son poderosos porque afectan a cómo interpretamos la realidad.

Podemos resumir que el modelo mental es el equivalente al sistema operativo que tiene cada persona. Por lo tanto, dos personas que observen la misma escena tendrán interpretaciones diferentes si sus modelos mentales son diferentes: por ejemplo si eres seguidor del Barça o del Madrid, sentirás emoción por tu equipo y rechazo por el otro; o si eres negro o blanco en una comunidad como la americana, o catalán y español en nuestra sociedad, los ejemplos pueden ser múltiples y comprenden múltiples niveles que van desde el yo y cómo me relaciono conmigo mismo, hasta el yo y cómo me relaciono con el mundo. Para los que sois amantes del mundo Open Source, os suena el paralelismo que existe entre el mundo windows y linux?

Muy a menudo no tenemos conciencia de nuestros modelos mentales y de los efectos que generan en nuestra conducta y esto limita el grado de libertad con que interactuamos con el mundo. Lo que nos diferencia de las máquinas y del software es que a través de la toma de conciencia, podemos remodelar nuestra interpretación de la realidad y por tanto adaptarse a los cambios de forma más ágil y sin sufrir. El ser autoactualitzado.

Como el software que me contaba el compañero, los modelos mentales también dejan de estar vigentes con el tiempo.

Causas

Posibles causas de la degradación de los modelos mentales podrían ser:

Cambios en el entorno

Cuando hay cambios, no en el modo de pensar de la persona sino en el entorno donde esta interactúa. Los que hayáis visto “Entrevista con el vampiro”, lo veréis muy claro en este ejemplo. Donde el mundo avanzaba y se veía claramente que viviendo en el siglo XX, el modelo mental del vampiro continuaba anclado en el 1700, incluso, aunque iba vestido igual a hacía 300 años, es como si su personalidad hubiera quedado cristalizada.

Código raramente actualizado -> Modelos mentales desactualizados

Si reflexionas hacia dentro, puedes llegar a descubrir que tienes pensamientos activos de cuando tenías 10 años, miedos que en una persona adulta han perdido sentido. Estos pensamientos que quedan en nuestro subconsciente nos pueden hacer actuar de formas incongruentes en nuestra interacción en el mundo adulto. Por ejemplo, come todo lo que puedas para sobrevivir, nos llevará hacia una obesidad. Pero si paramos a reflexionar sobre esta conducta, vemos que no tiene sentido acumular grasas en una sociedad como la nuestra (sí tenía sentido hace 70 años en la posguerra) o si mantengo la suposición de que si digo lo que pienso, no seré aceptado por el grupo me condicionará mucho en mis relaciones al desarrollar una actitud pasiva-agresiva, es decir criticaré por detrás lo que no me atrevo a decir por delante.

Aspectos de seguridad

Los modelos mentales más primitivos son más fácilmente hackeables. Sí, porque las personas también nos podemos hackear y cuando se hace de forma maliciosa (crackers) se llama manipulación. Os pongo un ejemplo de modelo mental hackeable,

Ejemplo “Framing efect”, como cita Leight Thompson de la escuela de negocios Northwood (Chicago),

¿Qué prefieres, € 5,000 seguros o intentar ganar € 10.000 tirando una moneda a cara o cruz (50-50) con el riesgo de quedarte sin nada?

La mayoría de la gente prefiere coger los € 5.000 seguros. Este hecho pone de manifiesto un modelo mental basado en la aversión al riesgo (preferimos un opción segura a tomar un riesgo).

Hacemos el ejemplo contrario,

¿Qué prefieres, pagar 5.000 € seguros o jugarte a cara o cruz pagar € 10.000 vs saldar la deuda?

La mayoría de la gente elige jugarse a cara o cruz. Esto pone de manifiesto el modelo mental de buscar el riesgo cuando la opción es negativa.

Según el premio novel Danny Kahneman, la mayoría de los responsables en la toma de decisiones tienen aversión al riesgo cuando hay cosas buenas en juego y buscan el riesgo cuando tratan de evitar cosas negativas. Con este modelo mental operativo, podemos ser manipulados,

Imagine que queremos introducir una iniciativa de cambio en el equipo, tendremos más posibilidades de obtener un sí, si hay la oportunidad de evitar una pérdida segura, aunque el resultado final pudiera resultar mucho peor.

Como puedes ver por este ejemplo, es una buena inversión invertir en descubrir cuáles son tus modelos mentales y si estos ya han quedado desfasados.

¿Qué puedo hacer yo?

Si vivo sujeto a un modelo mental, me arriesgo a vivir con un menor grado de libertad. Porque, cómo sé realmente que lo que hago es porque lo estoy decidiendo por mí mismo y no por pensamientos limitantes? Por ejemplo y como he comentado antes, a veces daría mi opinión en público, pero no me atrevo. Si es así, este es un indicador de modelo mental limitante que está operando sobre mi persona.

Por lo tanto, primero toca ser consciente de quién soy yo a partir del autoindagación consciente? Y yo no soy mi conducta, ni la estructura de pensamientos que la componen: Soy algo más. En mi caso a partir de esta premisa, he podido empezar a desidentificarme de los modelos mentales que rigen mi pensamiento y verlos como un mecanismo más que me permite interactuar en este mundo. Hacer este trabajo lo he encontrado muy difícil (la paja en el ojo es más fácil que te la vea otro, no tú) y por eso en mi caso, buscar ayuda ha acelerado mi proceso hacia la libertad.

Hasta hace pocos años, las personas sólo se exponían a la revisión de sus modelos mentales cuando entraban en crisis psicológicas. Por ello el psicólogo no era un lugar muy bien visto, porque rebelaba ya un estado de degradación de la persona que no le permitía operar en su vida habitual. Afortunadamente, desde hace unos años ha aparecido la figura del Coach, que es un especialista en actualizar modelos mentales que nos limitan.

Otra opción a explorar, es crear grupos de trabajo donde podamos dialogar entre nosotros, sobre nuestras conductas y qué pensamientos hay detrás de ellas. Los grupos de trabajo, permiten ayudarnos a crecer y ha crear vínculos de confianza muy poderosos.

Ser consciente de cual es mi model mental me ha abierto el camino para descubrir que los equipos de personas también tienen un modelo mental compartido, y que los equipos también disponen de una identidad y por lo tanto una manera de hacer y actuar … pero esto lo explicaré en otro entrada en el blog.

Liderar mi vida

Algo está ocurriendo a mi alrededor…

Cuando elijo liderar mi vida, elijo 100% de responsabilidad. Ya no vale quejarse de los demás, sólo valen las soluciones. Liderar implica elegir, posicionarte y mojarte cuando a lo mejor esperarías estar protegido y calentito en una burbuja… Ya no vale que me quede en el despacho, detrás de mi mesa de wengué, sentado en una butaca de cuero. Ya no vale que me esconda, porqué tengo miedo a elegir, a dar la cara y a mirar a los ojos para avanzar en eso que está en mi y se manifiesta en forma de propósito.

No se trata de dominar, ni salvar, ni tan solo ayudar… Se trata de creer en uno mismo para poder creer en los demás. En mi comunidad, la gente está pidiendo a gritos más oportunidades, para crecer, para dejar de tener miedo a equivocarse, para poder ser más libres. Creer en el potencial de los demás, es dejar de estar solo para pasar a vivir rodeado de luz. Es como si pudieras ver salir el sol a cada momento.

Subir el listón… Te has comprometido alguna vez con algo? Si así es felicidades, entonces sabrás que para que la magia aparezca es necesario unos polvos mágicos que se llaman comprometerse. COM – PRO – ME – TER – SE.

Las personas comprometidas, hacen subir el listón. Y también hacen sentir incómodas a las personas que no lo están, porqué cuando ves a alguien comprometido y tu no lo estás, te muestra cuanto de lejos estás de liderar tu vida. Y eso al orgullo le duele. Así que cárgate de humildad porqué siempre se puede estar un poco más comprometido del supuesto máximo.

No se puede vivir la vida como si todo fuera eterno, porqué todo está en movimiento. Cuando elijo liderar mi vida, me muevo, avanzo, pongo creatividad en mi vida. Cuando no elijo liderarla, me quedo quieto creyendo que ya he llegado al final, me vuelvo reactivo y entonces qué ocurre? Que la vida arrolla. No, no pienses que la vida te animará que continúes, dándote una palmadita en la espalda. La vida es como un quitanieves, y yo he elegido conducirlo.

Ya he oído a varias personas en mi vida (sin conexión entre ellas), decir que el autoengaño es la mayor de las miserias que uno puede cargar. El autoengaño es peor que la ignorancia, porqué precisamente no te permite salir de ella. Y es el enemigo numero 1 del liderazgo personal, porqué precisamente puede hacerte pensar que estás bien, que llevas razón, y que los demás están equivocados. Como se cura? Aprendiendo a escuchar.

Así que esto es lo que se está cociendo en mi interior. Cuando yo cambio, el mundo cambia conmigo.

Cuanto más vas a esperar?

Conectar con el universo es sentir la plenitud

Cada vez que pongo mi atención en la inmensidad de éste todo que es la vida, nuestro entorno, el universo, se me crea un espacio interior enorme. Hay algo que me inspira de verdad, que me genera una emoción y una gran energía en mi interior.
Conectar con el universo es connectar con el todo y si lo observamos des de las últimas teorías científicas, sobre lo que es, de donde viene y a donde va, veremos que éste:
  • Se está autocreando
  • Se está autodescubriendo
  • Se está autoconnectando
Somos hijos de ese hálito, porqué primero que, como dijo John Lennon, somos polvo de estrellas y como tales, también somos universo. Segundo porque a día de hoy y en nuestro planeta somos la expresión máxima de este universo creador: la vida que se da cuenta que es vida. El universo que se da cuenta que es y está. Y esto nos convierte a los humanos, en un tesoro que debe ser protegido y desarrollado.
Como yoes conscientes, somos testigos y protagonista de este proceso de creación. Y en nuestro camino de despertar actuamos como un microcosmos. Por ello para que el ser humano se sienta completo debe :
  • Descubrir
  • Conectar
  • Crear
Nuestra sociedad actual ha potenciado históricamente una de las tres facetas, que es el descubrir. El siglo XX ha sido marcado por los descubrimientos y la gran massa de la sociedad occidental invadida por la tecnologia se ha vuelto consumidora de contenidos (radio, televisión, libros). Una minoría consciente ha estado creando para una gran mayoría aun durmiente.
Este inicio de siglo XXI está siendo marcado por Internet, i qué es Internet sinó conexión? Estamos equilibrando la balanza con las tres patas, porqué cuantos de nosotros nos estamos convirtiendo en creadores, escribiendo en foros (algunos ya libros), connectando con nuevos conocidos en las redes, compartiendo fotos, creando proyectos personales… la masa durmiente está despertando.
Es fantástico!! peeero esta visión humana actualmente queda relegada en la esfera de la mente. En el plano de las ideas. En la noosfera. Los seres humanos estamos creando el universo a un nivel lógico, lejos del mundo físico. Y eso es algo que puede hacernos sentir incompletos.
Parece que estemos buscando trascender nuestra naturaleza animal, a través de la negación de lo único que nos permite estar aquí: nuestro cuerpo. Somos cuerpo o tenemos un cuerpo?
Para mi, hay algunos hechos que són triplemente inspiradores, como que algunos pioneros del siglo XXI se están planteando la exploración espacial (como Elon Musk, el fundador de Tesla), el llevar el cuerpo físico, no el mental a otros niveles y dimensiones.
Conectar con el universo es conectar con uno mismo: crear, descubrir y connectar.

El jugador

Pensava que ja ho havia vist tot, però m’equivocava. La veritat és que vaig al·lucinar i molt ahir, perquè el que vaig veure no m’ho esperava. Ahir vaig anar a fer un torneig de pòquer al casino i en el primer descans vaig anar a donar una volta per les instal·lacions a veure que feia la gent. Amb això que a la ruleta russa hi havia tota una munió de gent, que passa? que fan? regalaran alguna cosa? No, hi havia un home jugant amb bitllets de 500€ a cada volta de ruleta. Venga! vamos el diecisete joder! diecisiete! diecisiete! cridava el manso. Mierda! dame otro! i amb això que treia de la butxaca un feix de bitllets liles i vinga un altre. Cámbiame! vamos otro! diecisete joder! No podia ser que fes això… estava cremant els diners? Qui era aquell home? No anava sol. Al seu costat l’acompanyaven dos homes més, però se’ls veia molt tranquils com si això fos el normal. Vaig tornar al torneig, ens cridaven per reprendre’l.

Mentre tornava al meu tun-tun de cartes, em vaig quedar pensatiu. Un altre dia que em vaig deixar caure pel casino, vaig veure un francès cremant bitllets de 200€, volta rere volta de ruleta. A la dreta tenia a la seva dona xiuxiueixant a la orella que ja n’hi havia prou, però l’home feia com si aquesta fos invisible, amb la mirada fixada a la taula , continuava en els seus tretze; no semblava que li importés ni la dona ni perdre aquells diners. Va estar una hora més i va marxar. Un altre cop, vaig veure un altre que feia el mateix amb bitllets de 50, partida rere partida. Aquest si que se’l veia més apurat, amb jaqueta de mercat, ulleres metàl·liques, un pel d’aspecte descuidat i mirada perduda en un fons buit, en una foscor sense llum; aquí va la pensió… vaig pensar, cremada com un fòsfor.

De seguit vam tornar a fer un descans, als tornejos fan descansos molt sovint perquè hi ha gent que ho vol així, alguns van a fumar, uns altres a fer-se uns blackjacks i després estem la resta que anem a mirar què fa la gent. De ben cert que el casino té la seva fauna particular.

I amb això que la munió de gent encara no s’havia dissolt… una hora després el senyor, o ja havíem de dir-li el jugador, encara estava allà, buscant donar-li a la diana. Aquest cop el personatge s’havia extremat més, a la seva dreta tenia una ampolla de xampany (cava no, eh?) que es mantenia fresca en un posa ampolles amb gel. Amb la copa a la ma cridava números sense sentit: el once!! no, el 27! toma ponme esto donde tu quieras! mentre li tirava un grapat de fitxes de 50€ al crupier.

Qui collongs és aquest tiu? Porta aquí més d’una hora cremant bitllets de 500€, té un tiu a la seva esquerra que l’acompanya amb una cara de pau immensa que ni s’immuta. Em preguntava a mi mateix. La meva mandíbula va començar a fluixejar i la boca se’m va quedar estúpidament oberta. Al mirar al meu voltant per mirar la cara de les persones, hi havia de tot… alguns s’ho miraven divertits, com si els hi fes molta gràcia. Altres s’ho miraven indignats, com si allò fos un sacrilegi… però tots estàvem allà, com voyeurs mirant l’espectacle a través de l’espiera (mirilla) de la curiositat. Altres estaven també jugant, amb les seves fitxes de 2,5. Un vellet de potser 80 o 90 anys, del tamany d’un nen de dotze anys, calb amb cabells blancs com la neu que sortien per sota la línia de l’orella, se’l veia tot nerviós per veure on posava les seves fitxes, en portava 3 o 4.

A cada hora que passava el jugador encara va anar a més, suposo que per l’excitació i l’alcohol. Es va posar a parlar en Italià mentre repartia fitxes, es va pujar a la taula d’un sol vot quan va sortir un número on havia posat calers.

Ese hombre me mira mal! senyalant amb el dit en la meva direcció. Em vaig girar i era el cap de seguretat del casino. Boníssim.

Aleshores ja m’havia assabentat que era un home de negocis important, que tenia discoteques i altres negocis i qui l’acompanyava era el seu comptable.  Un altre em va donar més pistes del personatge, sí… cada cop que li porta una copa el cambrer, li dona 150€ de propina.

Per aquelles hores, al vellet ja l’havia fitxat i el tenia al seu costat com si fos una mascota. Toma! juega! I li va donar 10 fitxes de 50€ i ai el vell com li anaven els ulls. Bueno, yo no… no puedo… el comptable li deia, juegue hombre que no pasa nada… una dona li deia al vell, cójalo yo le digo donde poner las fitxas…

A la taula de l’esquerra hi jugava un solitari. Un home vestit amb roba senzilla, el cabell greixós, els llavis movent-se lleugerament dient-se coses a sí mateix. Jugant amb les seves fitxes i agafades amb una ma com si fos un gran tresor. Tremolant cada cop que posava una fitxa. Goita, ha mullat dos vegades: alegria! I a l’altre cantó el desgavell. Uns apostant com si hi anés la vida i l’altre jugant, realment jugant com si fós un joc de tauler.

Déjame en paz con el champany, buaeheaha… va espetar el jugador a un altre cambrer que li preguntava si volia un altre copa… o volia dir, regalar un altre propina.

Ja de nit, em van eliminar del torneig i el joc ja es va acabar per mi i allà vaig deixar a la resta de persones que encara lluitaven per una plaça amb premi, al jugador i al seu seguici de vouyers encuriosits.

Quan sortia per la porta em vaig girar i ho vaig mirar per darrera vegada i ja tornant cap el cotxe  em vaig fer la reflexió sobre el que podria haver portat aquell home a allò:

Sóc un home que ho ha guanyat tot en la vida, tinc negocis d’èxit, propietats, i ingresso més diners dels que podré gastar abans que em mori, però mira’m aquí amb 70 anys havent viscut com un garrepa, estalviant tot el que he pogut per fer créixer el meu imperi. Dedicant més hores als negocis que a les persones que els hi he pogut importar en algun moment de la meva vida (la meva primera dona, les meves exdones, els meus fills, amics sincers, …). I mira’m ara, amb una malaltia terminal; els metges m’han donat tres mesos de vida, sis si lluito contra la malaltia. Però jo ja estic cansat, cansat de lluitar per aixecar un imperi que no em podré endur allà on vagi. Em sento com un faraó sense piràmide, sense orfeó on enterrar els meus tresors. Però saps què? Més igual tot, vaig a divertir-me, a fer allò que no hauria fet mai. Vaig a alliberar-me de les cadenes de la cobdícia. Sóc un home amb sort? Potser alguns pensaran que sí després de tots aquests negocis profitosos. Jo? No ho sé però ho comprovaré. On està el meu disset!!

O també podria ser que blanqueges els diners.

Qui sap? I tu, què penses?

Patatas bravas

El otro día me dejé caer en Tossa de Mar, un lugar con mucho encanto para ser visitado y que puede ser recordado por su ciudadela medieval y por sus patatas bravas.

Mientras que el primero es un monumento, lo segundo es un esperpento: Sin duda cobrar casi 5€ por una tapa de patatas refritas, secas y asquerosas está de moda porqué lo ocurrido en Tossa de Mar no es una excepción de dicha localidad, lo he vuelto a sufrir en múltiples cocinas de nuestro país (además el bar/restaurante que sirvieron las papas era un establecimiento recomendado por la guía Michelin!).

Pero hay más, porque donde no te las ponen chamuscada te las sirven de procedencia congelada. Y digo, COLLONS!! (Cojones en catalán). Ya ni pelar patatas? La única explicación que se me ocurre es que haya cocinas llenas de gente que piensa que trabajo es trabajo y que la vocación es ficción.

Pero por si acaso hay alguno que tenga vocación y no le han enseñado a freír patatas, allá van las instrucciones:

  1. Pelar las patatas (intentar no dejar mucha patata en la piel)
  2. Las cortas en dados, dependiendo del tamaño tardaran más en cocinarse, cubos de 3cm es un tamaño adecuado.
  3. Las fríes en aceite…
  4. Espolvoreas sal, a ser posible marina y yodada
  5. Añades la salsa (cada uno con su secreto)
  6. y ya está! no hay más… ah sí, las sirves!